Logo menuMobile
Creencias irracionales
arrow

Lectura 5 min.

¿Cómo identificar las creencias irracionales en el mundo laboral?

category Evaluación y Mapeo de Talento

lapiz Kevin Asato

calendar junio 18, 2021 5 min.

Kevin Asato calendar junio 18, 2021

category Evaluación y Mapeo de Talento

Las creencias irracionales son ideas basadas en premisas falsas o formas erróneas de razonamiento. En la medida en que se van asentando en nuestra mente, este tipo de ideas conducirán a la persona a tener conductas inapropiadas o auto-saboteadoras, produciendo así un malestar emocional que afectará su desenvolvimiento en diferentes escenarios, entre ellos, en el trabajo, uno de los lugares donde más se manifiestan este tipo de pensamientos.  

Debido a ello, a continuación, describiremos las más comunes creencias irracionales que se manifiestan en el mundo laboral, así como las principales medidas que podemos tomar frente a este tipo de pensamientos no-constructivos, especialmente si buscamos potenciar nuestras habilidades de liderazgo dentro de una organización.

 

Categorización de las creencias irracionales

En primer lugar, vemos que las creencias irracionales pueden categorizarse en 8 puntos clave: 

  1. Necesidad de aprobación/soporte: Esta creencia se caracteriza por una búsqueda constante de aceptación por parte de figuras de autoridad o de las personas que la rodean; o de soporte por parte de organismos o normativas antes de tomar decisiones, actuando así en función a la expectativa y no al propio criterio (e impactando en la autonomía y velocidad de respuesta por parte del colaborador).
  2. Necesidad de perfección: Gracias a este tipo de creencias, las personas podrían buscar la perfección en todo lo que emprenden, llevándolos a retrasar sus resultados debido a la sobre-concentración de esfuerzos en los detalles, o a la comparación innecesaria. Además, ello podría afectar la forma de relacionamiento con el entorno, y generar frustración cuando las situaciones no responden a las expectativas.
  3. Necesidad de castigo: Esta creencia irracional se basa en la necesidad de buscar que aquello erróneo o fuera de los parámetros establecidos sea siempre castigado drásticamente. El estar pendiente de que estas sanciones ocurran podría conducir al descuido en la búsqueda inmediata de soluciones u otras medidas constructivas. 
  4. El destino nos controla: Este tipo de creencias señala que los factores externos serían los causantes de lo que sucede a las personas por lo general, evitando así que se asuman responsabilidades directamente, e impactando en la capacidad de los colaboradores para la generación de soluciones a partir de una correcta identificación del origen del problema. 
  5. No hay necesidad de proactividad: Las creencias irracionales también podrían evitar que las personas consideren necesario tomar la iniciativa o asumir compromisos adicionales a las tareas establecidas; de esta manera, podrían no involucrarse en la toma de decisiones de forma activa para evitar consecuencias indeseadas que luego caigan bajo su responsabilidad.
  6. Evitar situaciones ansiosas/conflictivas: Existen creencias que buscan evitar situaciones donde la incertidumbre es muy alta o donde existen diferencias de opiniones, lo cual impacta en la habilidad de las personas para plantear puntos de vista o asumir posturas. Además, los colaboradores podrían preocuparse excesivamente por asuntos futuros de este tipo, descuidando las tareas actuales.
  7. Determinismo por el pasado: Esta creencia nos lleva constantemente a remontarnos hacia experiencias pasadas para justificar nuestras acciones frente a situaciones en el presente, limitando nuestra capacidad de resolución de problemas a sólo aquellas alternativas provenientes de lo vivido en el pasado. 
  8. Debes ser fuerte siempre: Exigir el éxito en todas las esferas de nuestra vida puede llevar a un rotundo fracaso, así como a acarrear enfermedades psicosomáticas. Frente a este tipo de creencias, debemos recordar que el ser exitoso implica una serie de procesos asociados al “ensayo-error”, y es normal que no podamos destacar en todas las tareas que se nos asignen. 

 

¿Cómo identificar las creencias irracionales?

Teniendo claro los tipos de creencias irracionales que podrían existir en nuestra vida laboral, debemos comenzar a trabajar hacia su eliminación a través de distintas estrategias. Por ejemplo, se deben identificar y evitar los eventos activadores que nos conducen a tener dichos pensamientos, indagando en las razones por las que reflexionamos de esa manera. 

Después, si terminamos por asumir el pensamiento irracional como verdadero ineludiblemente, habría que explorar sus consecuencias en distintas esferas de nuestra vida. Por último, se debe evaluar la utilidad de dichas ideas, y los sentimientos que nos generan tanto mientras los experimentamos como luego de sucedido el evento.

Expertos como el psicólogo Rafael Santandreu entienden a las creencias irracionales como preferencias y objetivos legítimos desde la perspectiva de cada persona, pero que, sin embargo, no deberían ser consideradas como condiciones indispensables para su felicidad tanto en el ámbito laboral como en la vida general. Según Santandreu, se debe afrontar este tipo de pensamientos siguiendo una sencilla frase: “actuaré de tal forma que mis acciones sean indispensables para sentirme bien conmigo mismo”.  

Asimismo, es importante tomar en cuenta que si se requiere ayuda profesional para superar alguna creencia irracional, las terapias racional-emotivas son las más adecuadas para detectar este tipo de pensamientos en los colaboradores. Mediante el entrenamiento en ciertas habilidades, el diálogo y la prescripción de tareas, el terapeuta tratará de reformular estas ideas y sustituirlas por creencias racionales, es decir, valores, propósitos, metas e ideales que contribuyen al bienestar general de la persona. 

Finalmente, no debemos olvidar que la eliminación de las creencias irracionales es también un paso clave para el desarrollo de nuestra capacidad de liderazgo: este tipo de ideas pueden llevar a una persona a episodios de angustia emocional, puesto que presuponen una muy baja tolerancia a la frustración, generando así un impacto en la flexibilidad de los colaboradores para responder a distintas situaciones demandantes. 

“En ese sentido, bajo una posición de liderazgo que suponga una constante exposición a eventos de tensión, gran manejo interpersonal y rapidez en la toma de decisiones, el tener una serie de creencias que limitan el desempeño personal es muy peligroso para cualquier institución”, señala Kevin Asato, Talent Senior Consultant de HR LATAM. 

Debido a ello, si se detectan este tipo de casos en alguna organización, el especialista apunta que desarrollar un trabajo puntual alrededor del manejo de las ideas irracionales en grupos de liderazgo brindaría mayores oportunidades para que los equipos puedan reponerse frente a eventuales errores, o a sobrellevar entornos cada vez más exigentes, a fin de dirigir esfuerzos hacia el logro de objetivos, y de cada vez mejores resultados. 

Ebook de Diseño y Gestión de Planes de Sucesión

Descubre en nuestro Ebook información profunda de cada una de las acciones a tomar para formular un Plan de Sucesión y llevarlo a cabo de manera exitosa en su organización.

Descargar el Ebook
ebook imagen

¿Te gustó el articulo?, compártelo en tus redes

fb tw in

Destacados

Clima vs Cultura: ¿Son lo mismo?

category Cultura, Clima y Cambio

calendar julio 2, 2021 5 min.

¿Cómo crear un modelo por competencias?

category Evaluación y Mapeo de Talento

calendar junio 30, 2021 6 min.

imagen

Recibe el mejor contenido y mantente informado siempre


* Tus datos se encuentran 100% seguros y no serán compartidos con terceros

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?